Los templarios y el culto a las Vírgenes Negras (I)

La Estirga Burlona

4 Virgen de Montserrat

La aureola que envuelve a los templarios se debe a su doble condición de combatientes y de monjes. Al ingresar en la Orden del Temple los caballeros hacían su voto de castidad y afirmaban su devoción a la Virgen María, madre de Cristo, al que servían. El caballero templario debía tener la bondad del monje y el valor del caballero según las propias palabras de S. Bernardo de Claraval fundador de la orden. El carácter ascético y espiritual de los inicios de la Orden venían marcados por los personajes que habían influido y contribuido a su nacimiento, tales como Hugues de Payns y Geodoffroy de Saint Omer entre otros. Tras la elección de Robert de Craon como gran Maestre de la Orden se produce una gran influencia del espíritu caballeresco proveniente de la Provenza y del Languedoc, lugar de origen del llamado amor cortés ensalzado por los…

Ver la entrada original 176 palabras más

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s